Abrazar a Cristina es abrazar las conquistas sociales

Abrazar a Cristina es abrazar las conquistas sociales que hemos logrado desde el 2003 hasta el presente. Es por eso que este 25 de mayo, todos los argentinos estaremos en la histórica plaza celebrando la Década Ganada; los diez años de Proyecto Nacional en los que los argentinos hemos avanzado en materia de Derechos Humanos, económicos y sociales, así como también en participación democrática.

Una de las imágenes más latentes en la memoria colectiva es la del Compañero Néstor Kirchner en el Colegio Militar, ordenando al entonces jefe del Ejército retirar los cuadros de los más grandes genocidas de nuestra historia: Rafael Videla y Reynaldo Bignone. Esa fue, sin duda, una clara muestra de la convicción de lucha contra la impunidad de los crímenes de lesa humanidad y el comienzo en la reivindicación de las banderas de los 30.000 luchadores del campo popular que entregaron su vida por una Patria con Justicia Social.

Y es esa causa la que ha guiado cada una de las políticas implementadas por Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Innumerables son las conquistas sociales que hoy permiten a los más humildes vivir una mejora en su calidad de vida, logrando así revertir los resabios de exclusión y pobreza generados por el neoliberalismo en 1976 y profundizado en la década de los 90.

En materia laboral, se han creado más de cinco millones de puestos de trabajo; defendiendo la industria nacional, las fabricas recuperadas por sus trabajadores y el fortalecimiento de miles de Pymes argentinas.

En el 2005 junto a los países latinoamericanos en la Cumbre de Mar del Plata le dijimos no al ALCA, que pretendia imponernos un esquema de ajuste y de ser proovedores de materias primas sin valor agregado de nuestra economía y con salarios de hambre para nuestros trabajadores.

A partir del 2006, el Estado volvió a tomar en sus manos la responsabilidad de sostenimiento del sistema educativo, revirtiendo el proceso de desinversión iniciado con la instauración de la última dictadura. Mediante la Ley 26.075 de Financiamiento Educativo, logramos que a partir de diciembre de 2010 más del 6 % del PBI fuese destinado a la mejora de la educación.

En el 2008 fue re estatizado el sistema previsional, desarticulando el negocio que las AFJP hacían con los aportes de nuestros trabajadores; lo que ponía en serio riesgo su seguridad social. De este modo, iniciamos un camino sin retroceso en la creación de obra pública, vivienda y proyectos productivos.

Un año después, Cristina anuncia la implantación de una de las medidas más importantes de nuestro Gobierno Nacional: la Asignación Universal por Hijo. Por medio de esta última, los niños de nuestra Patria tienen garantizado el acceso al alimento, la educación y la salud.

Es también en el 2009 que el Gobierno avanza en la creación del programa ‘Fútbol para Todos’, democratizando la llegada de este deporte a través de la televisión gratuita, en vivo y por medio de los canales de TV abierta.

La aprobación de la ley de Medios de la democracia, el matrimonio igualitario, la reforma del Banco Central, el voto para los jóvenes, la integración latinoamericana, la recuperación de empresas estratégicas como YPF, Aguas Argentinas, AA entre otras y últimamente la democratización de la Justicia, son medidas profundas de construcción de derechos, soberanía y poner las bases de un país en serio.

Todo nuestro pueblo mayoritariamente plebiscito a fines del 2011 con el 55% de los votos la construcción de un país para todos, como lo soñaron San Martin, Yrigoyen, Perón, Evita, Néstor y miles de compañeros que dieron la vida porque estos sueños sean realidad. Hoy Cristina y millones de argentinos lo estamos haciendo realidad y quieren ir por lo que falta: más trabajo con derechos, más vivienda, más justicia, más Estado, en definitiva la realización plena de un pueblo como artífice de su destino de felicidad y justicia social.

Unidos, Organizados y Solidarios.

Deja un comentario