Los “buitres” y los “golpistas de mercado”

En sus últimos años, el General Perón solía insistir en que “la única verdad es la realidad”, y recomendaba esta afirmación como concepto guía central para la reflexión y la acción de los dirigentes y militantes del conjunto de las organizaciones del movimiento popular.

¡Y vaya si estaba en lo cierto! Lejos de cualquier casualidad o coincidencia fortuita, con la sola condición de la honestidad intelectual, es sencillo constatar que en el actual cuadro de situación político, económico y social de nuestro país, existe una joint venture en acción.

Sin duda, el análisis de las acciones en curso debe hacerse lejos de cualquier teoría conspirativa, y menos, de cualquier paranoia, pero también, sin ninguna pizca de ingenuidad. Los militantes populares estamos obligados a actuar con total seriedad en defensa de los intereses y los derechos de nuestro Pueblo, y sería de una ingenuidad imperdonable, y además, de una grave irresponsabilidad política, subestimar las permanentes maniobras “de pinza” de los “buitres”, de afuera y los “golpistas de mercado”, de adentro.

Parece que joint venture significa, literalmente, “aventura conjunta” o “aventura en conjunto”. Otras acepciones serían términos como “alianza estratégica”, “alianza comercial” o variantes similares. En este caso sería más apropiado hablar, al menos por ahora, de una “aventura” o “alianza táctica”.

No es la primera vez que ocurre, ni será, seguramente la última. Sin ir más lejos, el pasado jueves 10 de abril, una coalición de hecho entre sectores sindicales y patronales (Sociedad Rural, etc.) con fuerte intervención visible (pero también solapada) de organizaciones partidarias de un amplio espectro que fue desde el massismo y el macrismo a sectores de la pseudoizquierda, protagonizó una medida de fuerza contra el proyecto político que gobierna en nuestra Patria desde el 25 de mayo de 2003, que incluyó un inédito “lock-out” patronal decidido por las empresas de transporte de pasajeros.

El lunes pasado, una importante empresa transnacional, según ellos mismos, en su sitio oficial: “RR Donnelley, líder mundial de la industria gráfica, fue creada en 1864, en Chicago, Estados Unidos, contando en la actualidad con más de 55.000 empleados en todo el mundo… (Y está) presente en el mercado argentino desde 1992”. Cerró sin previo aviso y sin motivo su planta en Garín, donde están empleadas más de 400 personas, antes de que se declarara oficialmente su quiebra. Es decir decidió un lock-out, esto es, una medida de fuerza inconsulta y unilateral contra los trabajadores, y probablemente pasible de configurar un delito, según la denuncia judicial dispuesta por el gobierno nacional.

El pasado lunes 18, en Washington, nuestra embajada distribuyó un comunicado donde explicó que “los fondos buitre, detrás de ATFA (Grupo de Tareas Estadounidense para Argentina), “grupo financiado por NML, de Paul Singer, creado para difamar y difundir información falsa sobre Argentina en Estados Unidos”, ahora están tratando de manipular la opinión pública estadounidense”, agregó el texto en relación a un anuncio de ATFA, que tuvo lugar este fin de semana en algunos programas de la televisión en Washington y en Nueva York.

Estos, y otros hechos concretos que podríamos agregar son irrefutables. Se podría afirmar sin exagerar, que a los “buitres” de afuera y a los “golpistas de mercado” de adentro “no los une el amor sino el espanto”.

Y efectivamente es así, los une el espanto de que están constatando día a día, la fortaleza, la coherencia de concepción de acción, en la organización y en la movilización popular y en la gestión del Estado, que sigue demostrando nuestro Frente para la Victoria. Como ningún otro sector político, tenemos Proyecto, Programa y liderazgo único, y dirigentes y militancia organizada para afrontar todos los desafíos, todos, los actuales y los futuros.

Con la conducción indiscutida de la Presidenta de la Nación seguimos trabajando día a día, defendiendo las conquistas del Pueblo y construyendo futuro, construyendo la Nueva Argentina de este siglo XXI, Justa, Libre, Soberana, profundamente democrática y con un destino indisolublemente unido al de los pueblos hermanos de la Patria Grande.

En eso estamos hoy, y estaremos siempre, las organizaciones políticas y sociales, los militantes del peronismo y también de todo el campo popular que nos encontraremos el próximo viernes 22 de agosto, en la cancha de Ferro, con un acto multitudinario.

Ese día, decenas de miles de militantes políticos, sociales, barriales y sindicales, ratificaremos una vez más nuestro pleno respaldo a la compañera Cristina, y, junto al compañero Jorge Taiana, reafirmaremos nuestro compromiso para la construcción de la “fuerza popular organizada” que sea necesaria, y que “la Justicia Social no se discute, se conquista, con la organización, la solidaridad y con la lucha”

Deja un comentario